¿Qué es el análisis Benchmark?

¿Cómo practicar Benchmarking?

Análisis Benchmark

*Análisis Benchmark

En el campo del marketing se suelen emplear técnicas de benchmarking para los estudios de mercado. Se define como un análisis comparativo entre nuestro producto/servicio (o sector definido) y las ofertas de nuestra competencia en el mercado.

Para ello, la empresa elabora una lista de criterios a partir de los cuales recopila información sobre los líderes del mercado. A continuación rellena los campos correspondientes a su oferta y así resultará de esta práctica una evaluación comparativa. En general se presenta como una tabla: en columnas los competidores elegidos y en filas los criterios de evaluación.

¿Para qué realizar un análisis Benchmark?

El objetivo principal del análisis benchmark es conocer de la manera más precisa posible cuáles son los productos/servicios similares a los nuestros en el mercado. Este estudio facilita datos muy interesantes para la empresa, gracias a los cuales podrá poner en marcha distintas acciones:

  • Innovar un producto o proponer un servicio nuevo (diferenciarse);
  • Lanzar una nueva oferta en el mercado (adaptarse);
  • Detectar ventajas competitivas y comunicarlas (destacarse);

En todo caso, es esencial para cualquier empresa vigilar la competencia porque los cambios en el mercado influyen directamente sobre la rentabilidad de éstas. (Consultar las influencias de la 5 fuerzas de Porter)

¿Cuáles son los criterios del análisis Benchmark?

Estos elementos que permiten evaluar los productos/servicios existentes en el mercado son propios de cada empresa y se adaptan según el objetivo del estudio. Los criterios más estratégicos suelen ser:

  • Las características de la oferta;
  • El precio final;
  • El coste;
  • El volumen de producción;
  • Las estrategias marketing utilizadas;
  • Medios de comunicación;

Por supuesto, algunos datos son más fáciles de recopilar (precio final) que otros (coste). Sin embargo, gracias a Internet y las nuevas tecnologías podemos disponer de mucha información sobre nuestra competencia y de manera más sencilla que en el pasado.

Incluso si en la práctica se pueden observar otras tendencias, en principio el análisis de la competencia se realiza en función de los objetivos de cada empresa y no para copiar al competidor. El reto de la empresa no es aparecer como “similar” sino que debe destacarse en el mercado. Para ello, la innovación o la diferenciación son las mejores estrategias para poder conseguirlo.

 

¿Tienes alguna duda o algún comentario?

Te invito a valorar si la información contenida en este artículo te ha sido útil: sólo tienes que hacer clic en: “me gusta”. 

También te pueden interesar los artículos siguientes:


*FreeDigitalPhotos.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *