¿Qué es el ciclo de vida de un producto?

Definición del ciclo de vida de un producto.

Ciclo de vida de un producto

Ciclo de vida de un producto

 

El ciclo de vida de un producto representa su evolución durante su permanencia en el mercado. Se compone de 4 fases distintas por las cuales evolucionan las ventas y el entorno del producto.

Cada producto sigue estas cuatro fases, si bien la duración del ciclo de vida es propia de cada uno de ellos.

  • Introducción:

El producto es nuevo o bien responde a nuevas necesidades. Es la fase más arriesgada porque supone una gran inversión pero no sabemos cuál va a ser el resultado: la rentabilidad es inapreciable. La comunicación realizada en este momento es “informativa” porque el producto todavía no es conocido en el mercado. El volumen de ventas es bajo y existe poca competencia (o ninguna). Al contrario, el precio suele ser elevado. Esta etapa corresponde al desarrollo del producto. Con el fin de evitar el fracaso, éste deberá ser aceptado por los consumidores.

  • Crecimiento:

Si el producto sobrevive a la fase de introducción en el mercado, entrará en la fase de crecimiento. En esta etapa se nota un aumento rápido del volumen de ventas. El producto suscita el interés de los consumidores. Éste satisface las necesidades del mercado y es rentable, sin embargo, el entorno se ha puesto más competitivo. La comunicación se realiza para “convencer” al cliente final. El objetivo para la empresa es mantener el producto en esta fase el mayor tiempo posible.

  • Madurez:

Una vez entrado en esta fase, se observa una reducción del ritmo de ventas del producto. La competencia en esta etapa es muy intensa. El producto ya es conocido y proporciona beneficios altos. Los precios son competitivos y la comunicación es “persuasiva” utilizando en general muchas promociones.

  • Declive:

Esta fase se caracteriza por el decrecimiento de las ventas (hasta su llegada a 0). El producto se prepara para salir del mercado. El mercado está saturado. El producto se considera obsoleto y, por ende, la demanda y el precio bajan. La poca comunicación realizada sirve para “recordar” la existencia del producto/servicio.

¿Cuáles pueden ser las causas del declive?

El cambio o desaparición de la necesidad, la entrada de productos innovadores/sustitutos en el mercado o el cansancio del producto pueden ser orígenes de su cambio de fase.

En conclusión, según la etapa del ciclo de vida del producto, se pueden anticipar acciones (innovar, invertir,…) o fijar objetivos nuevos. Asimismo, es importante para la empresa seguir las fases de sus productos porque tienen un impacto directo en la rentabilidad de la empresa y, entonces, en su supervivencia. Para completar este análisis, la matriz BCG nos permite gestionar nuestras inversiones en los productos de manera acertada.

 

¿Tienes alguna duda o algún comentario? 

También te invito a valorar si la información contenida en este artículo te ha sido útil. Para eso sólo tienes que hacer clic en el icono “me gusta”. 

También te pueden interesar los artículos siguientes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *